Free bird

Siento que me estoy perdiendo algo que podría gustarme mucho, mucho, mucho. Resulta que un señor al que admiro, director de una de las películas a las que profeso un extraño pero inigualable cariño/llámenlo X (Easy Rider, 1969), es el eje central de una exposición de fotografía en el Museo Picasso de Málaga. La visión que este señor tenía de las artes como algo ilimitado se aproxima bastante a mi opinión anti-barreras en lo que a creación artística se refiere. Vamos, lo que viene siendo un mismo saco para un único tipo humano: el creador. Un creador, para el que las denominaciones “escritor”, “pintor”, “fotógrafo”, “músico” o “cineasta” no son más que partes de un todo supremo, y cuyos impulsos responden a una misma necesidad innata: la expresión artística.

Y por eso abogaba Dennis Hopper. Por Unleash the fury, no matter what. And let’s see what happens:

 

“Yo nací en Dodge City, Kansas, y en el fondo no soy más que un chico granjero de clase media. Estaba convencido de que la interpretación, la pintura, la música, la escritura, eran —todas ellas— partes del ser artista. Nunca las vi como algo separado”.

Dennis Hopper.

(…¡Pop! Neurona muerta de amor).

 

Denis Hopper en "Apocalypse Now" de F.Ford Coppola (1979)

Dennis Hopper en “Apocalypse Now” de F. Ford Coppola (1979)

 

Hay cuatro frases en la web del museo que sirven para que me plantee una visita durante el verano:

Dennis Hopper. En el camino muestra una selección de 141 fotografías en blanco y negro tomadas en su gran mayoría entre 1961 y 1967. 

La exposición incluye además una cuidada selección de extractos de sus películas […] y material documental –fotografías de otros autores, libros, revistas, discos, etc— que contribuye a poner en contexto las obras expuestas y la atmósfera cultural de la época.

Por último, Dennis Hopper. En el camino propone al visitante una particular banda sonora de la exposición, con temas de James Brown, Ike & Tina Turner, The Byrds y Neil Young, entre otros, que podrán oírse […]en la sala.

Artes plásticas, música y cine se unen así en esta exposición, en la que, como en la propia vida de Dennis Hopper, los límites se difuminan y que quiere ser, según el comisario y el director artístico del MPM, José Lebrero Stals, “un homenaje a un bohemio de un lejano lugar llamado Dodge City”.

 

No sé, es que creo que –si me perdonáis la barrabasada– ¡está hecha para mi uso y disfrute!

(Citas e información: http://museopicassomalaga.org/exposicion.cfm?id=107)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s