Pulsión 0

Alguien dijo: Pincharé en los estigmas hasta hacer que brote fuego, para poner al rojo los clavos y que eche a arder el centeno. En mitad de una nube espesa, olor a huerto seco extinguido, una boca clamará al cielo, y de la savia de las venas, incendiarias semillas perlarán el suelo.

Todo cuanto el calor aplaste –añadió–, todo cuanto aquí se haya consumido,  lo revertirá a hierro frío el primer rocío que traiga el invierno a este agujero. 

 

Red Hills and Bones, Georgia O'Keeffe, 1941

Red Hills and Bones, Georgia O’Keeffe, 1941

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s